imagen
| 26/04/2019

Azil: "Jamás un trabajador puede votar a un empresario"

"Se pone en riesgo hasta la institucionalidad cuando las variables económicas se mueven en contra del trabajador" dijo el secretario general de ATSA Junín.

Por Redacción

El secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad seccional Junín, Héctor Azil señaló en relación al paro del próximo martes 30 de abril, en las vísperas del 1 de Mayo, Día del Trabajo, que "independientemente que nuestra Federación al estar adherida a la CGT nacional, no adhirió al paro, las razones de la medida de fuerza están más que justificadas. Se pone en riesgo hasta la institucionalidad cuando las variables económicas se mueven en contra del trabajador, porque el dolar y el riesgo país se trasladan a la inflación que junto a los tarifazos, están haciendo insostenible la vida de los trabajadores".


Además mencionó que la inflación de alimentos está por encima de los promedios y es la más grande. "En los parámetros internacionales estamos en hiperinflación alimentaria. Cuando en tres años se supera el cien por ciento de inflación se considera hiperinflación y en alimentos está superado. Lamentablemente tenemos un gobierno necio que no quiere ver la realidad, que se la pasa echando la culpa al pasado o al futuro, pero en realidad el mundo y la Argentina tiene miedo de que siga este gobierno que no supo hacer nada a favor de la gente en cuatro años", dijo Azil a JUNINDIGITAL.

ATSA Junín se encuentra integrada a la CGT de calle Colón que viene organizando una olla pòpular el 1 de Mayo en la plaza "25 de Mayo" y a manera de reflexión, el dirigente sindical sostuvo que "adherimos a la olla popular. Más allá de que algunas veces se quiere dar al feriado del 1 de Mayo un tono festivo, en realidad es recordatorio de todos los mártires que murieron o fueron encarcelados en la lucha obrero. Debemos saber que derechos que hoy son artículos, eso costó sangre. A veces plasmar en derechos lo que hoy son beneficios para los trabajadores, costó mucho".

"No debemos perder de vista -añadió Azil- que los derechos se conquistan pero deben sostenerse. No hay que darse sentado que son para siempre y la avanzada de estos años es una muestra. El movimiento obrero tuvo un papel fundamental en que no sacaran la reforma laboral a pesar del pedido de los empresarios y del Fondo Monetario Internacional. El movimiento obrero,con sus divisiones, supo sostener los derechos de los trabajadores y eso es un merito de la dirigencia que muchas veces es vilipendiada".

Además sostuvo que "muchos de los que se arrepintieron de acompañar y votar al gobierno, hoy nos piden que hagamos todo lo posible para sacarlo. Sacarlo debemos hacer entre todos. Llegaron democráticamente y deberán irse democraticamente pero cada cual debe hacerse cargo de su voto", señaló.

Azil envió un saludo a todos los trabajadores y jubilados en este Día del Trabajo y reflexionó: "Espero que sepamos tener la conciencia de clase al momento de votar para no equivocarnos nuevamente. Yo no cometí el error de votar este gobierno, pero se debe tener conciencia de clase social y de pertenencia. Jamás un trabajador puede votar a un empleador o un empresario.Si pensabámos que el empresario nos iba a representar fue un error, espero que no lo repitamos dos veces", sostuvo el secretario general de ATSA seccional Junín.

EL SECTOR DE LA SANIDAD PRIVADO. SU SITUACION

En cuanto al sector de la sanidad privada, Azil sostuvo que "los empresarios se quejan porque no pueden actualizar los aranceles como corresponde tanto en IOMA como PAMI, además del alto impacto de las tarifas porque las empresas de nuestro sector son enérgico dependientes, consumiendo mucho gas y electricidad. Eso trajo aparejado que este sector, que venía en expansión en los últimos 15 a 20 años, en 2017 hubo un freno y en 2018 hubo un 0,5 de retracción en el empleo" advirtió el dirigente sindical juninense agregando que "estamos en alerta porque si las variables económicas no se revierten y el país sigue por el mismo rumbo vamos a sufrir las consecuencias que ya padecen muchos sectores", alertó.

No hubo cesantías o despidos pero un hecho alarmante es que no se reponen las vacantes por jubilación de personal y allí la retracción evidenciada el año pasado. No se toman más empleados más allá de que haya necesidad porque "no hay previsibilidad en el país" djo Azil.

"Si bien nuestro sector no está impactado de lleno por la crisis se empiezan a ver consecuencias", reiteró.

En diálogo con JUNINDIGITAL, mencionó que "no adhirió al paro Sanidad porque por suerte hemos podido recomponer en enero y febrero las escalas salariales. Los años anteriores también se dio que hubo paritarias con ajuste automático. En lo salarial venimos acompañando lo mejor posible para los trabajadores pero cuando se termina de recomponer una paritaria, al otro día la inflación es del 5%. Siempre vamos por detrás. Si no se estabiliza la economía y el índice inflacionario, siempre va a ser difícil acompañar el impacto inflacionario".

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS