imagen
| 05/04/2019

Petrecca es Macri

Por María Victoria Muffarotto

La primera condición para resolver un problema es reconocer su existencia; por el contrario, negarlo es agravar las cosas y alejar la solución peligrosamente. Esta obviedad forma parte del sentido común, pero no forma parte de la agenda cotidiana del presidente Macri ni del intendente Petrecca.

Y no es cierto que el problema al que nos vamos a referir sea una fatalidad sin solución, como pretenden hacernos creer desde Cambiemos. Si escucharan, si dejaran de mentir, si tuvieran al menos un poco de sensibilidad, las respuestas estarían al alcance de sus manos.

Ayer nomás en Buenos Aires hicieron lo imposible para impedir algunas iniciativas que traen alivio a los argentinos que peor la están pasando. Cerrando el Congreso, vetando leyes que limitan los aumentos, desatendiendo las protestas que diariamente inundan las calles, el oficialismo cierra los oídos y profundiza los padecimientos.

En Junín, en esta semana, las noticias no permiten ser optimistas. Doce despidos en una agencia, seis en una bodega, decenas en cadenas de electrodomésticos, ocho en una industria manufacturera. El cierre de comercios que llevaban décadas de historia, sus dueños y empleados empujados a la calle por una situación cada vez más insostenible.

Familias acampando en la plaza principal en protesta por la falta de políticas de vivienda. Familias que rescinden contratos de alquiler porque ya no pueden pagarlo y se vuelven a vivir incómodos con padres o suegros. Familias desconectándose de la red de gas por no poder pagar las facturas.

Desde hace mucho le exigimos al Intendente que se convierta en el representante y en el vocero de sus vecinos. Que si considera que las soluciones no están a su alcance, que al menos haga llegar nuestros problemas a quienes sí podrían. Pero lo que observamos es lo contrario.

Hace unos días Junín tuvo la posibilidad de mostrarle a la Gobernadora Vidal y al Presidente Macri la forma en que la ciudad se está apagando, mostrarle la profundidad del daño que causan los hechos que venimos describiendo. Pero no pudo aprovecharla. El único juninense con que hablaron Macri y Vidal fue el intendente Petrecca, quien les sonrió agradecido y les evitó cualquier situación en la que pudieran palpar la realidad más cruda.

Lejos de ser la voz de los juninenses, el intendente participó del silenciamiento de los reclamos populares. Y eso es la más cabal expresión de cómo se pretende que los problemas no existen nada más que porque se los niega. ¿Cómo podemos esperar, entonces, que las soluciones vengan de quien no asume la realidad tal como es?

El oficialismo local se inspira en el presidente Macri. Petrecca es Macri. Por eso es tan difícil esperar que nos ayude a torcer este rumbo que tanto mal nos ha traído. El aumento de la pobreza, el aumento del desempleo, la liquidación de la Industria, el aumento de la desigualdad, para Cambiemos son males menores. Según ellos, son daño colateral que se tolera en función de un bien mayor: controlar el dólar y la inflación.

Pero lo cierto es que ni siquiera en eso producen resultados. La inflación galopante sigue haciendo caer el consumo en cuestiones tan básicas como la leche o la carne. Y el dólar roza ya los 45 pesos arrastrando detrás a las tarifas y todo el sistema de precios. ¿Esto es lo que pretenden? Porque si no es lo que pretenden, ¡deberían hacer otra cosa! 

Retrotraer el precio de las tarifas a niveles acordes con los ingresos de los trabajadores, devolver a los jubilados lo que se les sustrajo en Noviembre de 2017, recomponer el salario real que ya lleva una pérdida de 20% desde 2016, dejar de implementar el nocivo programa que les impuso el FMI, dejar de aspirar todo el circulante con esos instrumentos suicidas del BCRA, resinstalar el crédito, sacarle el pie de encima a las Pymes... en fin ¡Gobernar para los argentinos! ¡Ni más, ni menos que eso es lo que les exigimos!

No es cierto que no exista alternativa, el que acepte eso estará convalidando el saqueo con que diariamente nos están robando el futuro. Hay otro camino, el de la reconstrucción, y hay que empezar a andarlo desde hoy mismo.

por Victoria Muffarotto

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Concejal Unidad Ciudadana, Abogada.