imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 16/05/2019

Polémica por La Picasa: Estudiarán durante un mes las obras de Santa Fe

Tras el encuentro regional de la semana pasada en Junín, el miércoles se reunió el comité de Cuenca de la laguna santafesina. Los distritos de Bragado, Junín, General Arenales, 25 de Mayo, Navarro, Alberdi y Leandro N. Alem, son los más preocupados por el manejo del agua.

Por Redacción

El Gobierno bonaerense estudiará durante un mes las obras que viene realizando Santa Fe en la cuenca de la laguna La Picasa, tras la polémica que generó la apertura de un canal derivador, para determinar si las mismas tienen o no impacto en distritos bonaerenses.

El Comité de Cuenca de La Picasa se reunió ayer en medio de una fuerte polémica, luego del conflicto interjurisdiccional que surgió a principios de abril cuando Santa Fe decidió avanzar de manera unilateral con la apertura de un canal de escurrimiento (Alternativa Norte) que podría afectar a distritos bonaerenses y que generó una fuerte reacción en el seno del gobierno de María Eugenia Vidal.

El encuentro fue mediado por el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartúa; y terminó en buenos términos, a pesar de la tensión previa que venían manteniendo las partes en declaraciones mediáticas.

"Nunca es cómodo que un compañero del manejo de un sistema hidráulico tome decisiones unilateralmente, pero de la molestia original del hecho pasamos a una lógica de entendimiento profesional para evaluar el resultado", le contó a DIB el subsecretario de Hidráulica bonaerense, Luis Giménez, representante de la provincia en el cónclave.

En la reunión, Santa Fe presentó un informe técnico sobre las obras que viene realizando en la cuenca de La Picasa y se decidió avanzar en la instalación de estaciones de monitoreo para "ver cómo actúa" el canal derivador.

"Viendo la situación hídrica de la laguna, que hoy no tiene criticidad real para poner en riesgo a ninguna comunidad de la cuenca, decidimos tomarnos uno 30 días para analizar el detalle técnico que Santa Fe presentó, que era indispensable para saber si eso le va a generar riesgo o no a la provincia de Buenos Aires en un caso de exceso hídrico", explicó Giménez.

El "by pass" derivador abierto conecta a La Picasa con el canal Alternativa Norte. Luego, el agua va llenando una serie de lagunas hasta llegar a la llamada "El Chañar" (todos estos espejos aún en Santa Fe), para finalmente conectar con la Cuenca del río Salado. En provincia de Buenos Aires, podrían verse afectados los distritos de Bragado, Junín, General Arenales, 25 de Mayo, Navarro, Alberdi y Leandro N. Alem.

El comité de cuenca de La Picasa se volverá a reunir el 18 de junio. En ese encuentro, tras el análisis del informe presentado por Santa Fe y el monitoreo, se tomará una resolución final: si se sigue adelante con el derivador o si se vuelve atrás con la obra.

"Si al final del proceso el canal es una obra que no le genera riesgo a la provincia y que contribuye una mejora al drenaje de la cuenca no va a haber problema en dejarla operativa", agregó el titular de Hidráulica bonaerense.

Además de Giménez y Bereciartúa, participaron del encuentro el secretario de Recursos Hídricos de la provincia de Santa Fe, Juan Carlos Bertoni; y su par cordobés, Edgar Castelló.

El manejo de agua de La Picasa, laguna que comparten Santa Fe y Buenos Aires, ha desencadenado conflictos históricamente. Los especialistas consideran que el espejo de agua creció 35 veces desde 1985 hasta la actualidad y pasó de tener 1.400 hectáreas hace 32 años a una enorme masa de agua que hoy abarca un territorio equivalente a 50 mil hectáreas, aunque su influencia se extiende aún más.

EL ENCUENTRO EN JUNIN

Convocados por el Intendente de Junín, Pablo Petrecca, en su carácter de presidente de la Sub Cuenca A1, funcionarios provinciales de las áreas de Hidráulica y Agroindustria participaron la semana anterior de una reunión con productores agropecuarios de la región para informar las acciones que se llevan adelante tras conocerse la decisión del Gobierno de la Provincia de Santa Fe de habilitar obras de conexión entre la Laguna La Picasa con el canal alternativa norte.

En el marco de una conferencia de prensa, el Jefe del Gobierno de Junín, Pablo Petrecca, expresó que "esta reunión se da en el marco del comité de la Sub Cuenca A1 y del trabajo en equipo que venimos desarrollando tanto con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires como con los productores agropecuarios, sobre todos los temas referidos a la cuestión hídrica pero también sobre el tema que nos convoca hoy que tiene que ver con las obras en La Picasa".

"El objetivo es informar a todos los productores sobre cuál es la realidad sobre las obras en La Picasa y todas las acciones que se están llevando a cabo desde el gobierno de María Eugenia Vidal", remarcó.

Pablo Petrecca también indicó que "así como lo hicimos en el año 2017, con una postura firme, lo vamos a hacer ahora, respaldando las acciones que lleva adelante la Provincia de Buenos Aires, como así también lo harán el restos de los municipios que conforman la cuenca de la Sub Zona A1, escuchando a nuestros productores y con la firme decisión de hacer respetar a nuestros territorios, a través del diálogo, con consenso y sin perjudicar a nadie. Para que quede claro, Junín apoya y aprueba la decisión de la Provincia de Buenos Aires". 



Por su parte, el SubSecretario de Hidráulica, Luis Cesar Gímenez, detalló que "hemos venido hasta aquí para compartir con todas las entidades del campo la posición de la Provincia de Buenos Aires respecto de lo sucedido con La Picasa y la decisión unilateral de Santa Fe poner en marcha la alternativa norte de desagüe. La próxima semana tendremos una reunión del comité de esta laguna y tras una reunión con intendentes y esta con productores, dar a conocer cuáles son nuestros planes respecto de esta cuenca y que posición vamos a tener".

Gímenez agregó que "la idea es que todos los bonaerenses sepamos y consensuemos las acciones para presentar a las autoridades del comité de cuenca de La Picasa".

Otro de los funcionarios que se hizo presente fue el Ingeniero Marcelo Rastelli, director técnico de la Dirección de Hidráulica de la provincia de Buenos Aires y representante de la Pcia en el comité de La Picasa. Ante la prensa, expresó que "la realidad, es que una decisión tomada unilateralmente, cuando se supone que todos estamos comprometidos y empeñados en un funcionamiento colectivo entre las provincia de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires y el Gobierno Nacional, es un motivo de preocupación".

"Porque cuando todos veníamos trabajando mancomunadamente en encontrar soluciones favorables para todos, respecto del manejo de las aguas de La Picasa, imprevistamente Santa Fe hizo esta comunicación", remarcó. Gímenez también afirmó que desde la provincia de Buenos Aires "apelamos al diálogo, pero no vamos a aceptar el comportamiento uniletaral ni de un acto casi delictivo como el de la Provincia de Santa Fe. Hay otras soluciones posibles, como poner en marcha el canal de desagüe alternativa sur, con recursos que ya destinó Nación y la Propia provincia de Buenos Aires, asumiendo la responsabilidad de la operación, mantenimiento y custodia del esta alternativa".

"El problema hídrico de la cuenca de la Laguna La Picasa, reconoce una extensa explicación que tiene que ver con las tendencias de los ciclos climáticos y con la no habilitación de las obras previstas en tiempo y forma. No haber habilitado las obras adecuadamente trajo como consecuencia que se volvió a cortar la ruta. La solución no es genera más conflicto haciendo un canal no permitido, como hizo Santa Fe, sino respetar y cumplir con las obras planificadas. Lo hecho por Santa Fe no aporta ninguna solución para La Picasa y si complicación a los receptores, que somos nosotros y una parte de Córdoba", explicó para terminar.

En referencia a las consecuencias de esta medida tomada por Santa Fe, Rastelli señaló que "la población no debe alarmarse, si advertirse e informarse y por parte de nosotros comunicar adecuadamente, no hay motivo de alarma porque en primer lugar entendemos que esta obra de Santa Fe no implica riesgos a las poblaciones, si potenciales riesgos de afectación a zonas productivas".

En este sentido, Rastelli afirmó que "los argumentos que vamos a exponer desde Buenos Aires en el comité de cuenca de La Picasa son tan contundentes que van a inducir a la corrección de esta medida tomada por Santa Fe, a través de las instancias del consenso, como venía ocurriendo, o a través de las instancias institucionales que nuestras leyes y orden constitucional nos amparan, por eso, Buenos Aires no renunciará a nada para restituir las cosas que se han hecho al estado que deben ser".

Gónzalo Vázquez, por su parte, y como Director Provincial de Agroindustria, expresó que "es preocupante la decisión unilateral de Santa Fe, queremos saber qué impacto tendrá en la producción y campos bonaerenses y de esa manera determinar lineas de acción junto a las entidades de productores y productores".

De la conferencia de prensa también participó Gustavo Frederking, presidente de la Sociedad Rural de Junín, quien valoró "el accionar del Intendente Petrecca y las autoridades de la provincia de Buenos Aires. Les agradezco que se hayan acercado para explicarnos qué está sucediendo. Lo que nosotros pregonamos es el diálogo y que cuanto antes Santa Fe revea su medida, bajo esta línea, trabajaremos desde nuestra institución".
<

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS