imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 09/05/2019

Matías Huarte: “Los pies en el barrio y el grito en el cielo”

El entrenador de Argentino habló del significado de mantener la categoría: “Fue emocionante ver a la gente llorando y festejando”.

Con “los pies en el barrio y el grito en el cielo”, canta Sabina y reza una bandera cada vez que Argentino de Junín juega de local. Así terminó la jornada del domingo pasado cuando El Turco venció a Quimsa por 96 a 92 para sellar su permanencia en la máxima categoría. Niñas y niños, grandes, viejas y viejos saltando en el piso flotando mezclados con los jugadores y el técnico con la cara llena de felicidad y lágrimas. “Fue realmente increíble ver a la gente festejar como si fuera un campeonato, emocionada, llorando. La verdad que me emociona el solo decirlo porque para nuestro campeonato, que era ese, es prácticamente salir campeón”; así arrancó la charla que Matías Huarte tuvo con en el programa radial Línea de Juego (Santa Bárbara FM).

-En algunos lugares se habló de milagro, y uno percibe que lejos de ser un milagro se trabajó mucho para llegar a donde llegaron…

-Coincido, lo que pasa es que eso lo dice gente que a lo mejor pensaba que Argentino estaba descendido. Porque hay que ser realista también, cuando nos hacemos cargo con el grupo de trabajo estábamos en una situación complicada, que nos metíamos en un lugar donde había que cambiar principalmente la cabeza del jugador, ni hablar la forma de juego y creo que se hizo un laburo tremendo que nos lleva a estar en un récord de 11-11. Entonces estamos súper contentos porque se vio el fruto del laburo y el jugador se sintió cómodo, que es lo que buscábamos.

-Con toda esta vorágine de la liga, ¿Pudiste disfrutar del trabajo?

-Lo que me propuse desde que agarré el equipo fue tratar de disfrutar, obviamente las presiones son muy grandes y al ser hincha es el doble, pero también confiaba mucho en el trabajo y si uno da todo, hace lo que tiene que hacer en la semana, después en la cancha son 5 contra 5. Lo importante era estar tranquilo porque era una gran oportunidad en mi carrera, que ojalá recién arranque, y darle las herramientas al jugador para que ejecute en la cancha. Luego uno se queda tranquilo si deja todo.

Detrás del aro que da a calle Almirante Brown y entre los y las hinchas cada vez que el Turco es local se encuentran Jesi y Felipe, madre e hijo, compartiendo esos momentos imborrables con Matías: “La familia es la que ve el trabajo, el sufrimiento, la que acompaña, la que está en las buenas y en las malas. Jesi es la que me banca todo”.

-¿Qué cambiaste desde la salida de Maffei?

-Tantos extranjeros en el equipo personalmente no me gustaba y lo he hablado con Daniel (Maffei), pero era lo que en su momento se había elegido; después lo primordial que acordamos con los chicos fue bajar el tanteador. Nosotros jugábamos a 94 puntos en contra, que era una bestialidad, y en el partido con Quimsa, antes del juego, les decía a los chicos que de local estábamos jugando a 74 y sabíamos que en ese tanteador podemos ganar, a 94 no.

-¿Qué expectativas tenés de ahora en más?

-Jugar un playoffs sería un gran premio para todos, por la temporada tan dura que tuvo el club: por la venta de la plaza, que no se jugaba, un presupuesto bastante acotado; la verdad es que sería un premio para los directivos, para el equipo, para el grupo de trabajo y obviamente para los jugadores y la gente.

-Si viene alguien de afuera que no conoce a Juan Cangelosi y te preguntara por él, ¿Qué le dirías?

-Es una persona muy especial porque nosotros compartimos la vida y el club. Poder dirigirlo y ver cómo está hoy en la cancha la verdad es que es muy gratificante. Es verlo como cuando jugábamos. Y obviamente soy un agradecido por la gran mano que me dio en estos primeros pasos como entrenador y sin ninguna duda el que me pregunte van a ser las mejores palabras para que lo lleve. Es un gran jugador, es una gran persona y un gran capitán.

Al iniciar la temporada su nombre fue una de las alternativas para dirigir a Argentino, sin embargo fue recién luego de la salida de Maffei que se hizo cargo del equipo. “Solo tengo palabras de agradecimiento para los directivos. Creo que como me dijeron me cuidaron porque creían que no era el momento para darme el equipo por las condiciones en cuanto al armado del plantel, y es totalmente respetable, aunque te  mentiría si te dijera que no tenía ganas de agarrar el equipo, pero a una comisión que hace 12 años que hace cosas excelentes para mantener a un club de barrio en la elite del básquet argentino no se le puede recriminar nada. Me tocó después, las cosas salieron bien y es agradecimiento puro lo que tengo para la comisión”, reconoció el juninense.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS