imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 21/06/2019

Por tierra, mar y aire, el ser humano lo "destroza" todo

Por Fidel Sánchez

La plataforma intergubernamental sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistema (IPBES) que ha reunido a expertos durante una semana en París, lanzó un exhaustivo informe de Evaluación Global que aporta evidencias irrefutables sobre el rápido deterioro de la naturaleza en el mundo y de las contribuciones que brinda la biodiversidad a las personas. El informe que coincide con la reunión de los ministros de Medio Ambiente del G7 en Metz (Francia) es una llamada de atención para que los responsables políticos  y las empresas tomen medidas decisivas.

Además, enfatiza la urgente necesidad de alcanzar en 2020 un nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas. El estudio científico de 1.800 páginas muestra el estadio de la Biodiversidad Mundial desde 2005, con evidencias aportadas por 400 expertos de 50 países. El análisis, que reitera muchos los hallazgos de nuestro informe Planeta Vivo 2018, presenta una imagen alarmante de la extinción de especies, la disminución de la vida silvestre, la pérdida de hábitat y el agotamiento de los ecosistemas que son cruciales para nuestra vida y el desarrollo económico.

GRAN IMPACTO HUMANO

Según los resultados del informes IPBES, las acciones humanas han alterado significativamente la naturaleza en todo el mundo. Tres cuartas partes del medio ambiente terrestre y alrededor del 66% del medio ambiente marino se han alterado considerablemente. Más de un tercio de la superficie en el mundo y casi el 75% de los recursos de agua dulce ahora se dedican a la producción agrícola o ganadera.

Y cerca de un millón de especies animales y vegetales están en peligro de extinción, muchas en las próximas décadas, más que nunca en la historia de la humanidad. El informe también ofrece un estudio exhaustivo de la interrelación entre el cambio climático y la pérdida de la naturaleza.

Entre los principales contribuyentes de las alteraciones en los ecosistemas, el cambio climático generado por los seres humanos se identifica entre los impulsores clave que exacerban el impacto de otros que producen cambios en la naturaleza y el bienestar humano.

Las emisiones de gases de efecto invernadero se han duplicado elevando las temperaturas globales promedio en la menos 0.7 grados centígrados, mientras que el promedio global del nivel del mar ha aumentado de 16 a 22 centímetros desde 1900. Estos cambios han contribuído a los impactos generalizados en muchos aspectos de la biodiversidad incluyendo la distribución de especies.

El secretario general de WWF de españa afirma: "Esperamos que el nuevo gobierno de España contribuya sustancialmente al Nuevo Acuerdo por la naturaliza y las personas que ayude a revertir esta situación impulsando en nuestro país una verdadera transición ecológica, que cambie nuestro modelo de producción y contribuya un modelo para otros países. Para ello, el primer paso debe ser desarrollar una estrategia de conservación de la biodiversidad que sirva para regular las diferentes políticas sectoriales (agua, agricultura, infraestructura, etc.) y que acompañe a la próxima aprobación de la ley de transición energética.

Además del informe de la evaluación global del IPBES, casi 600 expertos en conservación de todo el mundo han respaldado la iniciativa Call4 Nature para la acción global, con el objetivo de detener la degradación de la naturaleza. Se han sumado científicos de prestigio internacional, expertos en vida silvestre, personalidades como Jane Goodall, presentador de televisión; Chris Packam y la actriz francesa Juliette Binoche, Cell$ Nature es una carta abierta, impulsada por WWF, que subraya la urgente necesidad de acción de los líderes políticos para detener la desaparición de la vida en la Tierra.

Recientemente, desde WWF también se ha lanzado el informe Into the Wild en asociación con la empresa multinacional AXA Insaurance sobre el papel de las instituciones financiera en la "quiebra" de la naturaleza. Este informe recomienda prácticas comerciales sostenibles y pretende llenar un vacío actual de datos personalizados y precisos relacionados con la naturaleza para permitir que las instituciones financieras, desarrollen estrategias de inversión que no afecten negativamente a la biodiversidad y sus ecosistemas.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Arquitecto. Especialista en Impacto Ambiental en Carreteras. Desempeñó su actividad profesional en Vialidad Provincial. Facultad de Ingeniería, Universidad Nacional de Rosario.