imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 13/01/2019

Se cansó del mal estado de los caminos rurales y ahora los arregla él mismo

Con una "champión" de arrastre adquirida por el productor agropecuario, repara un camino que conduce a la ruta 188.  "Lo hacemos nosotros porque no se hace nada", se quejó Martín Bava apuntando al gobierno municipal de Pablo Petrecca.

Por Redacción

Martín Bava y su familia se cansaron de que en Junín no se arreglen y mantengan en condiciones los caminos rurales. Por eso, ahora hace él mismo lo que debería hacer la Municipalidad, hoy bajo la gestión de Cambiemos.

 Bava está en un campo ubicado a 22 kilómetros de la ciudad, en tanto que seis kilómetros de tierra lo separan de la estratégica ruta 188.

Cansado de, afirma, falta de atención sobre los caminos rurales, por estas horas está haciéndose cargo de esa tarea que tiene que ver con esos seis kilómetros que van hasta la 188.

"Compramos una champión de arrastre con nuestra plata mientras igual seguimos pagando los impuestos", dijo. Por los impuestos se refiere a la tasa vial municipal que, según informó, acaba de subir un 43 por ciento.

 "Lo hacemos nosotros porque no se hace nada", se quejó. Apuntó que allí los caminos rurales son "un desastre", dijo Bava en una nota publicada este domingo en el diario porteño La Nación.

  "Lo que arreglamos es uno de los caminos principales", señaló. "La Municipalidad nunca nos dio nada, ni siquiera nos escuchó", añadió. Para arreglar los 6 km gasta de combustible 1500 litros de gasoil y necesita cuatro días de trabajo para hacer la tarea "como se debe, con cuneta, ensanchado, etcétera".

 Vale recordar que, según un informe de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), en Buenos Aires un 63% de los caminos rurales de la provincia, que representan 70.000 kilómetros sobre más de 120.000 kilómetros de caminos rurales, se encuentran en condiciones regulares o malas.

 De acuerdo a Carbap, desagregado el estado de los caminos, un 45% se encuentra en una condición regular, 18% mala, 33% buena y 4% muy buena.

En la provincia, el financiamiento total para caminos rurales es de casi 4800 millones de pesos. De eso, 3329,3 millones de pesos provienen de las tasas viales que cobran los intendentes, $854,4 millones vienen de la ley 13.010, por lo cual un 12% de lo recaudado por el impuesto Inmobiliario Rural debe ir a los municipios para caminos rurales y $610 millones por "guías y señales", un ítem que en su momento también nació con el fin de atender a los caminos, pero se desvirtuó y en los municipios se usa para otra cosa.

En ese trabajo Carbap había detallado que lo recaudado alcanza para que los caminos puedan estar en condiciones, algo que no ocurre según los productores.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS