imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 06/03/2019

Comienza un paro docente de tres días en todo el territorio bonaerense

Vidal se topó con el rechazo a su última oferta salarial (de subas automáticas por inflación todo el año, más un 5% en diciembre) y enfrentará hoy el paro de 48 horas (más la protesta del viernes) del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que integran Suteba, Feb, Sadop, Amet y Udocba.

Por Redacción

El ciclo lectivo del electoral 2019 arrancará hoy empañado por una huelga nacional de 48 horas de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) -y su adhesión el viernes al Paro Internacional de Mujeres- que volverá a golpear a la educación pública y que amenazará el retorno a las aulas de una matrícula conformada por cerca de 5 millones de alumnos en todo el país.

La protesta incluirá una movilización a la Plaza de Mayo cerca del mediodía, junto a organizaciones sociales.

En los hechos, los estudiantes de los niveles inicial y primario afectados por la medida de fuerza -y, nuevamente, rehenes de la pulseada salarial- recién podrán retornar a las escuelas el lunes 11, en conjunto con buena parte de los alumnos secundarios.

El acto central de comienzo de clases será encabezado por el ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro, en una escuela del Conurbano bonaerense.

En tanto, hasta ayer no estaba confirmada una eventual participación de Mauricio Macri en el puntapié inicial al ciclo lectivo, y el hermetismo en las agendas nacionales primó también en la de María Eugenia Vidal.

El sigilo, en la antesala de la escalada de elecciones, se apoya en que en ambas administraciones ven una intencionalidad política -en sintonía con el kirchnerismo- en la embestida de CTERA y del bonaerense Suteba, que lideran Sonia Alesso y Roberto Baradel.

“Cuando un gremio lo que está buscando es una cuestión política y es opositor al gobierno, lo que quiere es hacer daño a ese gobierno, sin darse cuenta de que a quien se hace daño es a cada chico o chica que tiene el derecho a la educación”, disparó Finocchiaro en las últimas horas.

“Habrá paro incluso en las provincias que acordaron paritarias”, enfatizó, por su parte, Baradel.

En rigor, también el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) tiene prevista una huelga similar a la de CTERA, aunque tradicionalmente el acatamiento es exiguo.

La estocada -en reclamo, hoy utópico, de la resucitación de la paritaria federal - alcanzará incluso a provincias donde los gobernadores ya arribaron a un acuerdo con los maestros, en respuesta al mandato nacional.

Pero en los distritos donde no sellaron aún un entendimiento, la medida de fuerza amenaza con hacer mayores estragos, por la adhesión de otros sindicatos.

Uno de los casos más emblemáticos se da en tierra bonaerense, donde Vidal se topó con el rechazo a su última oferta salarial (de subas automáticas por inflación todo el año, más un 5% en diciembre) y enfrentará hoy el paro de 48 horas (más la protesta del viernes) del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que integran Suteba, Feb, Sadop, Amet y Udocba.

La triple huelga en tierra bonaerense pone en duda el retorno a las aulas de unos 2,1 millones de alumnos de escuelas públicas de los niveles inicial y primario (la secundaria, salvo el 1er. año, arrancará el lunes).

En un intento de erosionar el poder de convocatoria gremial, el Gobierno de Vidal -en línea con otros mandatarios- confirmó que descontará los días no trabajados.

En esa línea, desde despachos bonaerenses aseguraron que garantizarán la apertura de las 9.838 escuelas públicas y el servicio del sistema alimentario, lo mismo que el transporte escolar.

En medio del duro impacto de la inflación récord del 47,6% de 2018, hasta el momento, sólo una decena de distritos logró sellar (con matices, según el caso) un entendimiento con los docentes locales.

Se trata de tres mandatarios de Cambiemos (los radicales Alfredo Cornejo -Mendoza- y Gustavo Valdés -Corrientes-, y el macrista porteño Horacio Rodríguez Larreta), dos peronistas (el tucumano Juan Manzur y el formoseño Gildo Insfrán) y cinco dirigentes de partidos provinciales (el misionero Hugo Passalacqua, el rionegrino Alberto Weretilneck, el neuquino Omar Gutiérrez, el santiagueño Gerardo Zamora y el chubutense Mariano Arcioni).

Hay, con todo, algunas salvedades. Por caso, Larreta acordó con 14 gremios docentes locales, pero otros dos (UTE-CTERA y Ademys) lo rechazaron e irán a la huelga. La paritaria, de todas formas, fue ya cerrada. Y a Valdés le brotó el único rechazo de Suteco.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS