imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 21/11/2019

Cristian Muñoz: “Me hubiese gustado terminar mi carrera en Sarmiento”

El arquero del Club  Universidad de Concepción de Chile está cerca del retiro como futbolista pero advirtió que es “difícil jugar en Argentina por la rigurosidad en el entrenamiento”.

Hace 42 años y unos meses nacía en Junín, Cristian El Tigre Muñoz. Aquel diminuto arquero de las inferiores de Sarmiento de Junín que luego pasara por Boca Juniors e integrara las selecciones juveniles en el proceso de Néstor Pekerman, edificó una enorme trayectoria en el fútbol chileno que hoy lo tiene en el epílogo de la misma. Días pasados el arquero dialogó con los integrantes del programa radial Línea de Juego de nuestra ciudad (lunes y viernes de 20 a 21 por Santa Bárbara FM 106.5) y habló de su deseo extemporáneo de retirarse en el Verde. “Me hubiese gustado terminar mi carrera en Sarmiento. En alguna oportunidad Fernando Chiofalo me llamó para que vuelva pero yo tenía contrato y se hacía muy difícil para desvincularme y poder llegar. Pero más allá de eso y por la edad que tengo, 42 años, se hace difícil volver a jugar en Argentina por la competencia y la rigurosidad en el entrenamiento. Tengo una gran admiración porque es el club que me dio la posibilidad de jugar en Primera, el club del que soy hincha, es el club de mi ciudad, lo sigo permanentemente, estoy al tanto de todo lo que sucede club y cómo va el equipo en el campeonato. Estamos siempre muy pendientes de lo que hace Sarmiento y me pone muy orgulloso del momento que está viviendo el club”, afirmó.

-¿Esta es tu última temporada  como futbolista? ¿Vas a seguir vinculado al fútbol cuanto te retires?

-En diciembre casi seguro que me retiro; hice el curso de técnico y me falta un examen para recibirme. La idea que tengo es seguir vinculado al fútbol porque es mi pasión y hace muchos años que estoy en este deporte así que espero tener alguna oportunidad para poder transmitir todo lo que he aprendido en todos estos años de carrera.

-Cuando eras chico se decía que tu estatura no era la de un arquero, que eras tímido…¿En qué te ayudó tener que luchar contra esas adversidades que se suponen no se condicen con el puesto de arquero?

-Es verdad, la altura mía era baja para el puesto de arquero. Mi personalidad, si bien dentro de la cancha trato de mostrar presencia, afuera soy una persona tranquila y calma que no coincide con la de un arquero que siempre lo dan como una especie de “loco”, muy frontal, y en el caso mío soy más pensante. Más allá de eso me tocó esforzarme mucho más para mejorar esos aspectos ya que con el tema de la altura no se podía hacer nada porque mis viejos no son muy altos; además, con el paso del tiempo adquirí experiencia, aprendí a manejar los tiempo de otra manera y, acá en Chile, me ayudó mucho cómo es el fútbol: al chileno le gusta que el extranjero cuando llega sea tranquilo, que no sea canchero. La gente siempre me lo ha marcado como una virtud acá y eso me permitió tener una carrera reconocida y jugar en el equipo más grande del país como Colo Colo.

La influencia de Bielsa en el fútbol chileno

Desde la llegada de Marcelo Bielsa provocó una revolución y un cambio de mentalidad en el jugador chileno. El jugador chileno es de una personalidad obediente, que acata las órdenes pero no se daba la oportunidad de ser protagonista y con la llegada de Bielsa le metió el protagonismo en la cabeza, la intensidad y a partir de ahí se generó una revolución que continuó con Sampaoli, con el Bichi Boghi también, teniendo resultados muy buenos a nivel de selección y eso se trasladó a los clubes porque comenzaron a ver que el fútbol y los jugadores chilenos podían ser protagonistas y empezó a tener una idea de juego mucho más ofensiva, más preponderante e importante y eso ha hecho que el fútbol chileno crezca obteniendo buenos resultados en el plano de selección y a nivel de clubes ha tenido algunos logros pero me parece que ahí todavía está la cuota pendiente de poder marcarlo más firmemente, aunque en comparación vamos por debajo en cuanto a los presupuestos en lo que es Argentina y Brasil.

El cambio del estereotipo

Esto del arquero que comenzó a tener más participación sucedió cuando ya estaba en Chile, así que acá he tenido una evolución comenzando con el juego con los pies y trabajando mucho más en la técnica. Hoy soy un arquero mucho más completo porque si bien en aquella época, cuando iba a la selección, había entrenadores de arqueros, hoy en día se trabaja mucho más específico. En ese sentido el momento en el que más crecí fue cuando llegué a Colo Colo que comencé a entrenar con Marcelo Ramírez, que me ayudó mucho en el tema de jugar con los pies. En este momento el arquero tiene que manejar muy bien el juego con los pies y no solo con la pierna hábil, sino con las dos porque hoy el fútbol te pide eso y cuando te presionan tenés que estar preparado para resolver bien.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS