imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 01/02/2020

¿Pueden las mascarillas proteger de la infección con el coronavirus 2019-nCoV?

En medio del agresivo brote, que se originó en China, crece la demanda de mascarillas quirúrgicas y los respiradores N95, que garantizan una protección relativa contra los virus. VIDEOBLOG DESDE LA CIUDAD EPICENTRO DEL CORONAVIRUS

Por Redacción

El brote de la nueva cepa del coronavirus 2019-nCoV, que se originó en Wuhan (China) el pasado diciembre, continúa propagándose por el mundo, mientras que ha dejado al menos 259 muertes en ese país asiático. El listado de los países, donde fueron confirmados casos de infección, sigue ampliándose, y la gente trata de adoptar todas las medidas posibles para protegerse.

En ese contexto, cada día crece la demanda de mascarillas médicas que prometen garantizar una protección relativa contra los virus, pero ¿en qué medida ayudan en la lucha contra el peligroso brote?

La demanda supera la oferta

En China, donde se encuentra el foco del coronavirus, la demanda de mascarillas se disparó significativamente tras el brote. Cao Jun, gerente general de la empresa china Lanhine, que produce las mascarillas, señaló a Reuters la semana pasada que sus clientes demandan 200 millones por día, mientras que antes del brote se necesitaban 400.000.

"Por lo que he oído, la escasez de mascarillas es mucho, mucho más grave de lo que sabe el público", afirmó, añadiendo que "casi todos los trabajadores hospitalarios en todo el país se enfrentan a una gran escasez de mascarillas, no solo en Wuhan". "Eso es muy terrible", dijo.

A raíz de esta situación, la compañía aumentó el número de trabajadores en una fábrica de la ciudad de Ningbó, al este del país, para producir la mayor cantidad posible. En el mismo sentido se expresó Hu Qinghui, subdirector general de CMmask, otro fabricante. "Nuestra producción está agotada ahora, pero hemos extendido nuestras horas de trabajo en 4 horas, de las 8 de la mañana a las 9 de la tarde", afirmó Hu Qinghui.

No solo en China, sino en otros países ascendió la demanda de máscaras protectoras. En Amazon, numerosos modelos de mascarillas no están disponibles y en muchos casos se desconoce cuándo habrá existencias.

¿Qué mascarilla hay que elegir?

Para determinar su eficacia, hay que precisar que existen diferentes tipos de mascarillas, cada uno de los cuales proporciona distinto nivel de protección. Las más populares son las mascarillas quirúrgicas y los respiradores N95.

Las mascarillas quirúrgicas representan paños de tela que se sujetan a la cara mediante dos lazos o gomas y, como se desprende de su nombre, se elaboraron para el uso durante las intervenciones quirúrgicas. No son caras, se pueden comprar en casi cualquier farmacia y son fáciles de usar, por lo que son bastante populares en medio de cualquier brote y el del coronavirus no es una excepción.

Sin embargo, su tarea principal es proteger de que, cuando una persona enferma tose o estornuda, las partículas microscopias no lleguen a la boca o nariz de quien la porta. Estas máscaras no pueden garantizar que los virus transmitidos por el aire no lleguen al organismo.

De esta manera, mientras aún se desconoce el mecanismo exacto de transmisión del 2019-nCoV, no se puede decir que este medio protector sea seguro para evitar la infección. Al mismo tiempo, parte del aire penetra bajo la mascarilla a través de los huecos en los lados o por la parte superior.

Respiradores N95

Los respiradores N95 garantizan una mayor protección que las mascarillas quirúrgicas y de hecho pueden defender del 95% de las partículas en el aire. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) recomiendan a los médicos usar especialmente este medio protector cuando estén en contacto con los infectados con el 2019-nCoV.

Sin embargo, estos respiradores no están exentos de aspectos negativos. En primer lugar, según varias estimaciones, no protegen del nuevo coronavirus. Los respiradores N95 pueden filtrar las partículas que tienen un tamaño de 0,3 micrones, mientras que el tamaño de las partículas del 2019-nCoV es de poco más de 0,1 micrones, informa Forbes. De esta manera, el virus podría llegar al organismo de una persona, aunque lleve puesto este respirador.

Además, es mucho más difícil ponerse de manera correcta un respirador N95 que una mascarilla quirúrgica y los médicos se entrenan para garantizar que no haya huecos que permitan la entrada de partículas virales.

Al mismo tiempo, algunas personas pueden experimentar dificultades para respirar cuando lo llevan. Los respiradores se pueden deslizar y cambiar su posición, mientras que no están diseñados para niños o personas con vello facial. "Debido a que no se puede alcanzar un ajuste adecuado en niños y personas con vello facial, el respirador N95 puede no proporcionar protección completa", indica la Administración de Alimentos y Medicamentos.



¿Las mascarillas tienen alguna utilidad?

En cualquier caso, "las mascarillas faciales deben ser llevadas correctamente, cambiadas frecuentemente, quitadas debidamente, eliminadas de manera segura y usadas en combinación con un buen comportamiento higiénico universal para que sean efectivas", dijo a The Independent el doctor Jake Dunning, jefe del Departamento para las infecciones de emergencia y las que se propagan entre un hombre y un animal en la Salud Pública de Inglaterra. En ese contexto, cabe destacar que si una persona toca la parte frontal de la máscara cuando se la quita, esto puede llevar a su infección, recoge la emisora NPR.

Otra desventaja de las máscaras consiste en que cubren solo la nariz y la boca, pero dejan sin protección los ojos. Mientras tanto, el grupo de expertos del Comité Estatal para la Salud de China advirtió que es posible infectarse con el coronavirus a través de la conjuntiva de los ojos. "Se puede contraer el nuevo tipo de neumonía también por contacto: si el virus está en la piel de sus manos y usted se frota los ojos sin darse cuenta, puede infectarse con este virus", aclaró el experto Li Xingwang.

Mientras especialistas indican que las mascarillas no proporcionan protección segura contra la infección, se destaca que son capaces de reducir el riesgo de la propagación del virus si las llevan puestas las personas que ya están enfermas. "Son más beneficiosas si usted tiene un virus y no quiere transmitirlo que [si quiere] prevenir contagiarse de algo", señaló Jimmy Whitworth, profesor en el ámbito de la salud pública internacional en Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

¿Qué se puede hacer aparte de las mascarillas?

Para reducir el riesgo de infección, los expertos del Control y la Prevención de Enfermedades aconsejan cumplir las siguientes recomendaciones:

Lavarse con frecuencia las manos usando jabón y durante al menos 20 segundos

Evitar el contacto de manos sucias con ojos, nariz y boca

Evitar el contacto cercano con personas que sufren los síntomas del virus

Evitar el contacto directo sin protección con animales vivos y superficies en contacto con animales si visita mercados en las áreas donde se registran casos de nuevos coronavirus

Evitar el consumo de productos animales crudos o poco cocidos

Por otra parte, quienes presenten los síntomas del coronavirus también deben tomar ciertas medidas para no poner en riesgo la vida o la salud de otras personas:

Evitar contacto cercano con otras personas

Desinfectar las superficies y objetos con los que se entra en contacto

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS