imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 12/07/2020

La salud pública vuelve ser prioridad

Por María Lucrecia Lopez

      En medio de la lucha contra el coronavirus que vienen sosteniendo las autoridades sanitarias,  el pasado 7 de Julio, el Ministerio de Salud de Nación declaró que el país vuelve a estar libre de sarampión, luego del mayor brote desde la eliminación de la circulación endémica hace más de 20 años.  Esta buena noticia, pasó casi inadvertida en la agenda de los medios de comunicación y en el debate público sobre el estado del sistema de salud en la Argentina pos cambiemos.

      En 2016, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), certificó el Status de Argentina como país libre de sarampión. Sin embargo, dicho status entró en riesgo cuando a mediados de 2019 y hasta febrero  de este año se registraron alrededor de 150 casos, y el primer muerto desde 1998.  Hoy,  tras más de 12 semanas sin nuevos contagios, y luego de un intenso trabajo para reforzar las medidas de contención del brote a través de estrategias intensificadas de vacunación, detección oportuna y notificación de los casos, el país volvió a eliminar la circulación de sarampión.

       La recirculación de una enfermedad controlada durante tanto tiempo es la consecuencia directa del drástico ajuste del gobierno de Mauricio Macri sobre la salud pública, específicamente  en la provisión de vacunas y operativos territoriales para atender a los sectores vulnerables que tienen más dificultades para acceder al sistema de salud. Año tras año, el presupuesto enviado al congreso por la administración de cambiemos implicó recortes en materia de vacunación. Para el presupuesto 2020 llegaba al 30 por ciento.

       En el caso particular de la Provincia de Buenos Aires –epicentro del brote-, hubo faltantes de vacunas, dificultando el normal desarrollo del calendario. La indiferencia de los ex gobiernos provincial y nacional quedó evidencia cuando se descubrió que había más de 320.000 dosis en la aduana, las cuales fueron retiradas por las actuales autoridades.

       En ese contexto, una de las tareas más urgentes del nuevo gobierno consistió en corregir la política sanitaria de vacunación que había heredado del macrismo  en el Ministerio,  devaluado en aquel momento a Secretaría. Desde la asunción de Alberto Fernández como presidente y Ginés García González al frente del recuperado Ministerio, se adquirieron 7.790.000 dosis adicionales, para combatir esta enfermedad de alta transmisión y que afecta principalmente a lxs niñxs más vulnerables.

        En la Región Sanitaria III,  que comprende nuestro distrito, desde el Programa Ampliado de Inmunizaciones, hemos trabajado en articulación con las autoridades municipales, tanto en programas de capacitación, de sensibilización de la vigilancia epidemiológica y las estrategias de vacunación. Celebramos esta gran noticia, y nos comprometemos a seguir trabajando en la puesta en marcha de un sistema de salud con más y mejor capacidad de resolución, y con la firme convicción de que la salud es un derecho fundamental del pueblo.

 

 Lic. María Lucrecia Lopez.

Directora Asociada Región Sanitaria III..

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Directora Asociada Región Sanitaria III