imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 28/05/2020

Luis Ferrer: “Lo que me pasó en Sarmiento fue algo único”

El actual secretario técnico del Paris Saint Germain dialogó con Matías Prieto para la página de deportes de la Municipalidad de Junín y repasó el campeonato obtenido con El Verde.

La historia reciente de Luis Marco Ferrer lo vincula estrechamente al fútbol francés, más precisamente al Paris Saint-Germain, donde en este momento ejerce un puesto en la secretaría técnica, y lugar en el que hasta hace poco trabajaba como escudero del mítico director deportivo Antelo Henrique. Fue, durante el Mundial de Rusia 2018, uno de los enviados del club francés para seguir y atender de cerca a los futbolistas desparramados en las diferentes selecciones participantes, en especial a Kyliam Mbappé, con quien forjó una relación que va más allá del fútbol. Ferrer nació en Laboulaye pero tiene gran parte de su familia en Junín, ciudad a la que atesora especialmente en su corazón porque, además del parentesco, hay un club con camiseta verde que lo vio desplegar su fútbol en los pocos años que jugó en Argentina.  “Llegué a Sarmiento gracias a Andrés Rosa, que en ese momento se ocupaba de AFA, y Juanjo Fernández era el presidente, una persona fantástica. Andrés me fue sincero y me dijo que no había plata pero querían armar algo lindo para el futuro, pero fue esa temporada 1995/96 que al final ascendimos (al por entonces Nacional B). Me acuerdo del frío que pasamos en la pretemporada, en Los Toldos. Viajábamos en el día a Buenos Aires, almorzábamos en el camino, cerca de Luján, dormíamos en el asiendo del colectivo (la siesta) y llegábamos con los fideos en la garganta. Pero todo eso nos hizo fuertes. Además hay que rescatar el trabajo de Luciano Polo porque siempre nos tenían motivados junto con el profesor, Ríos, el Grillo Merillo; nos sacaban un poco de la realidad en la que estábamos viviendo para ir a jugar porque no había presupuesto para viajar un día antes. El grupo fue muy importante y de eso se encarga el entrenador. En Sarmiento estuve un año y, siempre lo digo, lo que me pasó fue algo único, encima el regalo fue el ascenso”, contó desde París, en la charla que mantuvo con Matías Prieto mediante el Facebook Deporte Junín, dirigida por David Forconi.

Pero antes de Sarmiento y luego de jugar en su pueblo, el exjugador pasó por River Plate, de donde también guarda un gran recuerdo. “Terminé la secundaria en mi pueblo (Laboulaye) y le dije a mi padre que me iba a Buenos Aires para tratar de estudiar la carrera de educación física, pero lo único que quería saber era cómo ir a probarme a River. Y justo estaba Andrés Rosa y Juan, los maridos de mi prima que me averiguaron y caí a probarme. Estaba Héctor Pitarch que le gustó mi forma de jugar que era un poco dura porque venía de jugar en Sporting de Laboulaye, que para jugar en primera con 17 años había que ir al frente, así que con un poco de suerte me eligió y luego arranqué a entrenar con la categoría 75 en la que estaban Crespo, Lombardi, Martín Ojeda, Mariano Juan, Irigoytía y ese año salimos campeones con la Quinta. Jugar ahí fue algo único porque además una vez por semana hacíamos fútbol con la Reserva o la Primera, donde estaban Daniel Passarella, Gallego, Sabella era entrenador de la Tercera. Eso fue impagable impagable porque absorbí todo, había mucha calidad en los jugadores y el único que ya no estaba era Gallardo porque había pasado a Primera. La verdad es que me acompañó la suerte y tuve una muy buena conducta. Yo creo que ser responsable luego te paga”.

La actualidad lo encuentra volviendo a la rutina laboral, saliendo de la cuarentena, y en el nuevo puesto de la secretaría técnica desde el año pasado. “Ahora estoy con más tiempo porque cambió la dirección del PSG. Ahora está Leonardo (el exjugador y técnico brasileño) que es el director deportivo y yo estoy desde el año pasado en la secretaría técnica o scouting mirando partidos y jugadores, sabiendo qué es lo que buscamos. Antes que llegará Leonardo yo estaba más cerca del director deportivo, que en ese momento era Antelo Henrique, con quien trajimos a Neymar, Dani Alves, y varios más y con él estaba de la mano. Tiene una idea de trabajo en equipo y arrancábamos a las 7:30 en el club para preparar todo porque cada jugador tiene su problema, a la tarde estábamos con los agentes de los jugadores y a la noche teníamos cena. Era muy cansador porque estábamos en el día a día y no solo pensábamos en esa temporada, también en la siguiente. Así que ahora estoy más tranquilo, en la oficina de scouting y dando mi opinión”.

Este es solo un fragmento de la nota que cuenta parte de la historia de vida de Luis Marco Ferrer, que se puede ver en el Facebook Deporte Junín.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS