imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 27/06/2020

Macarena Rosset y su vuelta a Italia: “Era una posibilidad que no podía desaprovechar”

La basquetbolista juninense jugará en el Pallacanestro Vigarano de la Serie A1 italiana y habló con Junín Digital de esta nueva oportunidad de regresar a Europa.

Nació en Junín, hace poco más de 29 años, juega al básquet, es mujer y tendrá una nueva posibilidad de participar en el básquet europeo. Macarena Rosset acordó su llegada al Pallacanestro Vigarano para disputar la Serie A1 de Italia, país donde ya había actuado en el Bsket Chieti, Ferrara, Marghera y Valdarno. Mientras espera el momento para poder viajar, Maqui convirtió la cuarentena en una oportunidad: “Estoy con mi familia y disfrutando de todo ese tiempo que no tuve años anteriores por estar afuera del país, así que recuperando el tiempo  perdido”.

La basquetbolista está en Junín, viviendo en la casa de sus padres quienes en este momento le sirven de sostén emocional para continuar con el plan de entrenamientos, ya que la pandemia la sorprendió cuando tenía otros planes para su carrera. “Fue un golpe duro (la suspensión) porque cuando volví de Italia no solo tenía el proyecto de quedarme en Obras y jugar la Liga sino también el de quedarme en Argentina todo este año. De a poquito se fueron cayendo esas posibilidades pero por suerte surgió esto de Europa y hoy en día el básquet sigue siendo mi trabajo, mi fuente principal de ingreso y no la podía desaprovechar; además ya tengo 29 años y no puedo perderme este año sin jugar porque no sabemos hasta cuándo va a estar parado, así que no dudé en aceptarlo”.

-¿Cómo te llegó esta posibilidad?

-Fue todo muy rápido porque tenía otros objetivos y los tuve que cambiar sobre la marcha porque, más allá de no saber si iba a estar convocada, tenía la ilusión de estar en el Sudamericano (con la selección), y cuando salió el boletín de la suspensión de la liga mi representante me preguntó si me interesaba volver a Europa, le dije que sí y después llegó la propuesta, que al ser de A1 es muy importante porque casi siempre jugué en A2, salvo dos años. Entonces cuando me llegó dije “no la puedo desperdiciar”, más que nada por la experiencia, por volver a estar en la máxima categoría de un país al que amo.

-¿Tus buenos rendimientos en Italia incidieron para que te llamen? ¿Conocés al entrenador?

-Jugué dos años en Ferrara, que es una ciudad que queda muy cerquita de Vigarano y gracias a dios mis temporadas en la A2 fueron buenas, además tuve buenos números y de alguna manera tiene que ver con eso. En cuanto al entrenador, no lo conozco pero una compañera que lo tuvo me dio buenas referencias.

-¿Es un desafío regresar a la A1?

-Sí porque si bien mi primer año lo jugué en A1 no tenía la experiencia que tengo hoy, era más caradura y era otro tipo básquet. Ahora creo que se cambió la manera de jugar y siempre está eso de “quiero ver si puedo estar dentro de la cancha y hacer mi juego”. Estoy dispuesta a trabajar y a seguir mejorando en cuanto a la lectura de juego, a la manera de jugar. Quiero seguir aprendiendo. Sé que va a ser un desafío pero estoy dispuesta a enfrentarme a cualquier cosa.

-Después de tantos años jugando en Italia, ¿Qué relación tenés con el idioma y con la gente?

-El italiano desde un principio lo entendí y con el correr de los años lo fui mejorando y lo hablo fluido. En cuanto a la gente en todos los lugares donde fui siempre me abrieron el corazón, las puertas de sus hogares y me sentí como en casa. Cariño no me faltó nunca y eso está bueno porque sabés que vas a un lugar donde vas a conocer a alguien que va a ser como pseudoargentino porque al final somos muy parecidos.

-¿Cómo viviste el conflicto que se generó entre algunas jugadoras integrantes del seleccionado y la asociación (denunciaron un trato desigual en cuanto a las ligas)?

-Tengo un pensamiento distinto a lo que plantearon mis compañeras. Las respeto pero creo que estamos en un momento inédito y lo que se planteó y en el momento no me pareció correcto. No sentí que hubiera diferencia de género porque la liga masculina ya había empezado y era correcto que se intentara buscar un cierre, en cambio la nuestra ni si quiera había empezado. En ese sentido los chicos que juegan la Liga Argentina están en una situación parecida, sin cobrar, entonces me parece que también hay que mirar para el costado porque le pasa a todos los jugadores. Pero cada uno puede expresarse como le parezca.

-¿Cómo ves la Liga Femenina?

-La veo muy bien. Estuve en la presentación e iba a ser un puntapié  para ir desarrollándola y que el día de mañana las chicas puedan vivir del básquet en nuestro país y piensen si les conviene irse a jugar a otro país o no. Si se trabaja y se aplican políticas justas se puede llegar a eso.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS