imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 06/02/2021

La mala implementación del estacionamiento medido y otro golpe al bolsillo de los juninenses

Por Juan Pablo Niriche

Dónde quedaron los tiempos en que el austero y con sentido común concejal, Pablo Petrecca, reclamaba modificaciones en el sistema de estacionamiento medido con el fin de mejorar su utilización. 

Dónde quedaron los conceptos progresistas de utilizar el estacionamiento medido, no sólo para recaudar ingresos para fortalecer las arcas municipales, sino como un proyecto de ordenamiento del tránsito en el casco urbano. 

Quizás todo aquello sea una promesa más de la majestuosa y ambiciosa campaña electoral con respecto al tránsito y políticas en seguridad vial que el mismo Petrecca fomentaba en los barrios de nuestra ciudad.   

Pero los tiempos corren y las convicciones parecen haber cambiado. En el paso de concejal a intendente, Petrecca no solo perdió la humildad sino también se olvidó de sus promesas. Cambió de lado en el mostrador y ahora parece que ve las cosas de manera muy distintas. 

Con respecto al sistema de estacionamiento medido, es evidente que sólo se introdujo una pequeña modificación en todos estos años, referida al costo del servicio en la primera hora de estacionamiento, diferente a las restantes, y según si el vehículo se instala en zona 1 o 2. Esto fue a partir de un convenio firmado con la empresa ‘Pague por Celular’, hace unos años atrás. 

Por otro lado, posibilitó que los labrados de actas de multas queden en manos de los inspectores municipales. Con esto, había muchos vecinos de otras localidades que, al no encontrar los vendedores en las calles, debían salir a la búsqueda de los negocios adheridos. Y, si por algún motivo no pagaban y se iban sin poder abonar, sufrían luego el hachazo de la multa con fines altamente lucrativos y sin ningún derecho de reclamo. Se suma a esto que además hay que ser rápido en estas peripecias porque se eliminaron los 15 minutos de tolerancia para buscar boca de pago.

Ante este nuevo golpe al bolsillo, salió del alma caritativa de las autoridades municipales una nueva decisión: si se paga dentro de las 24 horas de haberse labrado la multa, el monto se reduce a la mitad.

Claro que esto, te brinda la posibilidad de ahorrar parte de la multa, pero igualmente te sentencia frente a un juzgado de faltas. 

A principios de 2020, el gobierno de Pablo Petrecca ya había decidido aplicar un fuerte aumento del 50 %. Luego, a mediados del 2020, la empresa Pague por celular pegó el portazo dejando de prestar el cobro medido, manifestando que era imposible sostener la prestación ante la crisis que ocasionaba la pandemia Covid-19.  

Hoy, nos encontramos con que, a partir de mediados de febrero 2021, es decir, después este fuerte aumento del 50% de un año atrás, la administración de Petrecca proyecta aumentar un 127% más. Es decir, un 177% de aumento acumulado.

Me parece que, a usted, señor intendente, el afán recaudatorio le nubló la vista.

Evidentemente usted cree que los y las juninenses, como también aquellos vecinos y vecinas de otras localidades cercanas no sufrieron o padecieron las secuelas económicas que originó el Covid-19, e insiste con una política recaudatoria criminal que no contempla el contexto que están atravesando los bolsillos de la mayoría.  

Por otra parte, cabe destacar que los ciudadanos deben comprender algunos puntos que no son claros, más bien bastantes oscuros, lo que tampoco se condice con los discursos de trasparencia que su espacio político esgrime casi como su única promesa electoral. 

Me pregunto dónde van los recursos fiscales obtenidos del impuestazo, a qué política pública serán destinados, a qué proyecto que mejore la vida de las y los juninenses serán asignados.

Como ciudadano me hago estas peguntas, porque usted prometió que iba impulsar e implementar una política integral en educación y prevención en seguridad vial pero muy lamentablemente luego de 5 años de gestión no hay ni indicios.

Para finalizar, señor intendente, sepa que tuve la oportunidad de observar el desconcierto de los usuarios del nuevo sistema: muchos, sobre todo los adultos mayores, no saben dónde pagar el estacionamiento, la cartelería es escasa y poco visible. 

Ni hablemos del tedio administrativo que tienen que atravesar los vecinos y comerciantes que tienen vehículos y viven dentro de la zona 1 o 2. Los criterios de accesibilidad y confort para los usuarios evidentemente no fueron tenidos en cuenta.

En resumen, la nueva disposición parece más bien un proyecto improvisado. Y también me atrevo a decir que hay una mala implementación del estacionamiento medido. 

Lo que sí está claro es que la única intención que persigue esta iniciativa es golpear fuerte en el bolsillo de los juninenses para recaudar más y más dinero.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Ex concejal del Frente para la Victoria y Partido Justicialista