imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 03/04/2021

Fernández, el 18° presidente con COVID-19 y el primero que se infecta después de ser vacunado

El mandatario argentino integra la lista que inició Boris Johnson, como primer ministro, y en la que sobresalió Donald Trump. El mexicano Andrés Manuel López Obrador, el último de los contagiados

Por Redacción

El presidente Alberto Fernández y su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador integran la lista de primeros mandatarios contagiados con COVID-19.

 

El presidente Alberto Fernández, con la confirmación del contagio con COVID-19, pasó a integrar una lista de 18 primeros mandatarios o primeros ministros que se infectaron con coronavirus desde el inicio de la pandemia, pero es el único que le ocurre esta situación después de haber recibido las dos dosis de la vacuna contra la enfermedad.

La lista la había iniciado el 27 de marzo el británico Boris Johnson, una situación que generó un fuerte impacto internacional porque era uno de los políticos de primera línea mundial que se resistía a aplicar medidas fuertes de control para frenar la pandemia. Si bien tuvo varios días internado en terapia intensiva, se recuperó días después y, tras dejar el hospital, encaró confinamientos y bloqueos.

El premier Boris Johnson fue el primer mandatario que se contagió. (Foto REUTERS)

Luego de ese caso impactante, según una investigación elaborada por el portal especializado Statista, el 30 de abril, le siguió el primer ministro ruso Mikhail Mishustin; el 1° de junio Juan Orlando Hernández, de Honduras.

El 7 de julio, la región se conmovió porque otro referente político que resistía el cierre de actividades y confinamientos -y que aún sigue con esa posición- terminaba infectado. Fue el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, el que se contagió de COVID-19 y, si bien nunca estuvo internado ni requirió asistencia médica de alta complejidad, se mantuvo con positividad viral durante unas dos semanas.

Bolsonaro se mantiene en contra de las restricciones de la economía, en momentos en que su país se convierte en foco global de COVID. (foto Reuters)

 

Días después, el 9 de ese mismo mes, y también en Sudamérica, fue el turno de Jeanine Áñez, la primera mandataria de Bolivia que confirmó que se infectó; le siguió Alexander Lukashenko, de Bielorrusia, que atravesó por la misma situación a partir del 28 de julio; y posteriormente Alejandro Giammattei, de Guatemala.

El 2 de octubre, en otro evento que tuvo un alto impacto político no sólo en su país sino a escala global, se confirmó que Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, había enfermado de coronavirus, justo cuando debía encarar el tramo final de una campaña por su reelección, que venía con chances cada vez más adversas de poder superar. Tanto su actitud ante la pandemia -rechazó hasta el uso de mascarilla o tapabocas y negó cerrar la economía- como su propio comportamiento cuando se enfermó lo dejaron afuera de la Casa Blanca.

 

Donald Trump se contagió de COVID-19 en medio de la campaña. En la foto, cuando se sacó el barbijo tras recibir el alta (AFP)

El 25 de octubre fue el turno de Boyko Borissov, primer ministro de Bulgaria; el 24, el de Andrzej Duda, presidente de Polonia; el 3 de noviembre Abdelmadjid Tebboune, de Argelia; el 16 de noviembre Ambrose Dlamini, presidente de Eswatini (ex Suazilandia); y el 17 de noviembre el francés Emmanuel Macron, quien superó la enfermedad sin demasiadas complicaciones.

Más cerca del anuncio de Alberto Fernández estuvo la confirmación del contagio del presidente Andrés Manuel López Obrador; antes, el 13 de enero, le ocurrió lo mismo a Armen Sakissian, el segundo primer mandatario de Armenia que atravesaba esa situación; y el 11 de enero se confirmó la infección por de coronavirus de Marcelo Rebelo de Sousa, de Portugal.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS