imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 22/03/2020

El COVID-19 llegó a 171 países, supera los 300.000 casos y 13.000 muertos

Son datos de la Universidad de Johns Hopkins, en Estados Unidos. El dato positivo es que 92.393 infectados ya lograron recuperarse. Los médicos realizan una tarea titánica contra la pandemia

Por Redacción

En plena expansión de la pandemia de coronavirus en Europa y con una rápida propagación en casi todos los continentes, los casos de infectados superaron hoy los 300.000 y los muertos los 13.000, y los gobiernos de los países más afectados advierten que la situación empeorará.

El seguimiento actualizado de la Universidad de Johns Hopkins, en Estados Unidos, también informó que la pandemia se expandió a 171 países y territorios en los cinco continentes con un balance exacto de 307.341 infectados y 13.049 fallecidos, según su página web.

El dato positivo es que 92.393 infectados ya lograron recuperarse, casi 60.000 solo en la provincia china de Hubei, donde la pandemia comenzó a finales del año pasado.

China sigue siendo el país más golpeado en términos de cantidad de infectados, pero Italia lo ha superado ampliamente en número de muertos, pese a que la población de ese país europeo es mucho más pequeña y que la curva de contagio sigue creciendo con fuerza, mientras que en la potencia asiática ya se está desacelerando con ninguno o un caso nuevo local por día.

Después de Italia y China, los países más afectados por ahora son Irán, España, Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido, entre otros.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, anunció antes de la medianoche del sábado que se endurecerían las medidas de confinamiento y cerrarían todas las instalaciones de producción a excepción de aquellas que brindan bienes y servicios esenciales. En un mensaje en video, pidió a la población que mantuviera la calma, señalando que “no hay alternativa” mientras científicos en otras partes del globo presentaban gráficas para explicar cómo evitar una sola infección supone evitar decenas de contagios más en el futuro.

En Gran Bretaña, donde este domingo se celebraba el Día de la Madre, el Gobierno envió un sombrío mensaje a millones de ciudadanos: visitar a tu madre podría matarla. El primer ministro británico, Boris Johnson, imploró a los ciudadanos que evitaran las tradicionales visitas y comidas familiares.

En Irán, por su parte, el líder supremo rechazó el domingo la asistencia estadounidense para combatir el nuevo coronavirus, citando una teoría de la conspiración sin base sobre que el virus podría haber sido fabricado en Estados Unidos. Irán está sujeta a duras sanciones estadounidenses que impiden al país vender su petróleo y acceder a los mercados financieros internacionales. 

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS