imagen
| 02/03/2020

La pobreza no solo como privaciones económicas

Por Paola Rizzo

Actualmente la medición de la Pobreza se hace de forma multidimensional, ya no podemos pensarla como ausencia de recursos económicos únicamente. Es necesario entender que existen cuestiones de la vida cotidiana que determinan la calidad de vida, como son, la Educación, Salud y el Bienestar, esto último lo entiendo también como la forma de vinculación y estima personal.

El no acceso o el deficiente acceso a ciertos sistemas de la sociedad provocan un deterioro de la percepción de uno mismo y la capacidad de relacionarnos perdiendo, a veces, la idea de nuestras propias libertades.

Una manera de intentar cerrar la grieta de las desigualdades es apostar a garantizar los derechos de todos, brindando oportunidades.

Es deber nuestro aspirar a mejorar la calidad de vida de quienes se encuentran en situaciones alarmantes en muchos casos y otros que han caído drásticamente en niveles de vulnerabilidad importante con medidas económicas imperantes durante un gobierno que no logró empatizar con la realidad de la mayoría de los argentinos generando brechas e incrementando las diferencias.

Actualmente nos encontramos frente a un escenario de profunda crisis, pero con el firme propósito de generar verdaderos cambios.

Por todo esto celebro la implementación de Políticas Públicas que permiten asegurar la igualdad ante situaciones especiales. Celebro que a través de la tarjeta AlimentAR una mamá pueda decidir qué alimentos les brinda a sus hijos y que tengan también la posibilidad de una chocolatada o una coca cola que les permita “sentirse parte", apartándose del estigma y la subordinación.

Celebro que se abra un abanico de posibilidades para potenciar las capacidades de uno a través de medidas que acerquen a las personas al sistema laboral, favoreciendo Pymes y micro-emprendimientos.

Elogio que la Pobreza no sea medida por los ingresos y entendamos que las garantías y derechos están por encima de esto. La pobreza no es un número, sino una cantidad de emociones vulneradas que a veces se traducen en materiales.

Anhelo que podamos entender que si sos pobre, también podes tener una computadora que te conecte con el mundo y con la información, que también podes leer un libro que “elijas". Porque NO ser pobre no significa únicamente comer, significa desarrollarse en todas las dimensiones con orgullo y voluntad de superación.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Escribe: Licenciada en Servicio Social Paola Rizzo. Ex secretaria de Bienestar Social de la Municipalidad de Junín.