imagen
  • TEMAS DEL DÍA:
| 12/07/2020

Franco Balbi brilla en Brasil pero no se olvida del pasado

El base juninense jugará por tercera temporada consecutiva con el Flamengo, que se prepara para afrontar la final de la Champions League: “Ciclista y Argentino significan mucho en mi carrera”.

Jugar al básquet, vivir de la actividad, disputar la Liga Nacional, actuar en el exterior. Los sueños de cualquier chico que se inicia en el deporte de los aros muchas veces son empujados por experiencias ajenas. Cuando Franco Balbi nació (21/08/1990), en Junín, los Pagella, los Aréjula, ya no estaban en acción o entregaban los últimos destellos de talento pero quedaban y quedarían sus secuelas. El Titiritero, como le gusta llamarlo al relator Juan José Albamonte, fue tachando objetivos: jugar, llegar a la liga, destacarse en ella, la selección y finalmente emigrar a Brasil para ser el base de Flamengo, donde lideró las estadísticas en su posición, fue elegido el mejor extranjero y ahora renovó el vínculo para tener su tercera temporada en el equipo que ya está clasificado para disputar la final del torneo continental más importante: la Champions League.

Desde Ipanema, en su lugar de residencia, El Mago, como lo llaman en la ciudad Carioca, dialogó con el programa radial Línea de Juego, en este momento de pandemia, diferente al de nuestro país. “Acá no hemos hecho cuarentena obligatoria, entonces se hizo un poco más llevadera, aunque las prácticas dentro de los gimnasios estuvieron cerradas. Pero por suerte pudimos salir a correr y eso la volvió un poco más soportable”, cuenta.

El parate obligado por el contexto encontró a Balbi y a su equipo clasificados para la final de la Champions pero en el medio se terminaron los contratos y el juninense pudo renovar su vínculo por una temporada más. “Voy a continuar un año más. Era medio incierto lo que podía pasar porque en medio de la pandemia no se sabía cuándo se iba a volver a jugar, pero Flamengo siempre tiene en cuenta que está la final de la Champions League, que tiene fecha para octubre, entones se tenía que mover para armar el equipo; además la liga de acá (Brasil) puso fecha para noviembre y ahí nos pusimos de acuerdo”.

-Estás en un equipo de los más importantes de la región con un plantel de jerarquía, ¿Cómo analizás la temporada pasada en lo personal?

-Fue una temporada con muchos desafíos porque era el único base del equipo, aunque estaba Deryk que es escolta pero este año jugó en ambas posiciones, entonces el desafío que tenía era el de prepararme para estar la mayor cantidad de minutos dentro de la cancha porque sabía que podía llegar a pasar y creo que logré mejorar mucho en ese sentido, también desde lo individual como defender y presionar más, algo que por ahí no estaba tan acostumbrado. Igualmente es difícil sobresalir ante tantos jugadores buenos, pero creo haber estado a la altura de lo que fue la temporada de todos, seguramente podría haber sido un poco mejor, pero estoy conforme.

-¿Se te pasa por la cabeza la posibilidad de dar el salto a Europa?

-Ese es un tema complicado por el tema de no tener un pasaporte comunitario. Los extranjeros que van a Europa son muy buenos y se busca más usar la ficha en otra posición y no en un base, pero lo pensé y no iría (si se dá la oportunidad) a cualquier costo, iría con algo más seguro y que me dé una linda ciudad y una buena competencia. No iría a ver qué pasa para dar el salto a otra liga. Si viene lo analizaré y sino acá estoy muy cómodo, en un club que me dá el lugar que busco y es difícil salir de donde te sentís bien.

En ese sentido y hablando del nivel de algunos argentinos en España, están los casos de Facundo Campazzo, Luca Vildoza (reciente campeón de la Liga Endesa con el Baskonia) y Nicolás Laprovittola que también juegan en la posición de base y que en el pasado formaron parte de la Liga Nacional generando duelos recordados con el juninense. “Me ha tocado la posibilidad de enfrentarlos muchos, sobre todo a Facundo y a Luca, y han salido lindos duelos pero está claro que están en otro nivel y en aquel momento lo demostraban. Facundo por esa hiperactividad que cuando estaba en esos momentos la liga le quedaba demasiado chica y Luca por el talento natural que tiene que hace que parezca todo muy fácil. En cuanto a Nico se fue dando todo de manera más progresiva y hoy está en uno de sus mejores momentos. Pero siempre que recuerdo esos partidos lo hago con mucha alegría porque han salido partidos muy lindos”, recuerda el base.

-¿En qué momento estás de tu carrera?

-En un momento muy maduro, de entender más el juego y resignar un poco de protagonismo en pos de lo que pueda hacer el equipo. Antes cargaba con la responsabilidad de llevar el equipo adelante y hoy, más allá que me dan la importancia necesaria, hoy hay otros jugadores que asumen el protagonismo en momentos cruciales y he aprendido a delegar eso. Después he mejorado mucho el aspecto físico y me siento muy preparado para poder aguantar un partido más duro y un ritmo de juego más veloz. De todas maneras siempre trato de mejorar y seguir aportándole cosas a mi juego y durante la pandemia estoy trabajando con un profe sobre fundamentos para que cuando llegue el momento de la competición tener más recursos. Me doy cuenta que tengo mucho por mejorar y aprender.

-¿Qué significaron Ciclista y Argentino para que hoy estés en este momento?

-Mucho. Como dije siempre Ciclista fue el que me puso en la vidriera del profesionalismo y Argentino en la Liga Nacional. Uno fue importante en mi comienzo y el otro en el resurgir, de alguna manera. Siempre voy a estar agradecido a las dos instituciones porque me han hecho parte de sus clubes como si hubiese nacido ahí y eso es invalorable. Si tuviera que volver a pasar por los dos lo haría porque fueron parte muy importante para que hoy esté en el lugar que estoy.

¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS